¿Qué saber sobre los préstamos personales?

No es extraño que alguna vez, se te haya pasado por la cabeza la idea de pedir una ayuda extra, que te ayude a solucionar algún problema inesperado, o para realizar algún pago, o simplemente para darte ese capricho que llevas queriendo cierto tiempo, pero nunca que te decides a ir a por él.

Mediante este artículo, pretendemos que sea un poco más sencillo para ti, dándote toda la información sobre qué tienes que hacer para pedir un préstamo personal y los aspectos que debes tener en cuenta para obtener uno favorable.

En primer lugar, y para entender el peso de los créditos en la actualidad, vamos a comentar unas estadísticas relativas a las hipotecas y a los créditos al consumo de los últimos años y la tendencia que van marcando:

  • El préstamo es algo habitual en nuestros días, de hecho, el crédito concedido a familias ha ido creciendo un 22% anual, principalmente el destinado a vivienda que lo hace un 28%, situándose en el 70% del total, y sobrepasando los 500000 millones de euros.
  • Desde los últimos años, el crédito al consumo viene creciendo mes a mes a tasas superiores al 15%, llegando en ocasiones a alcanzar el 25%. Y no solo eso: la suma anual de dinero concedido con nuevos préstamos al consumo y financiación a través de tarjetas de supera la formalización de las hipotecas.
  • Como consecuencia del empleo precario con salarios a la baja o congelados, con respecto a fechas anteriores a la crisis, la tasa de ahorro está en mínimos históricos, y aunque en el mes de diciembre se redujo un 1,25%, sigue siendo muy baja, lo cual conduce a que se busquen apoyos alternativos.
  • Por otro lado, la deuda de las familias españolas a finales de 2019 alcanzó los 700 mil millones de euros, siendo un 0,2% inferior que en las mismas fechas de 2018.

Pero antes de decidirte definitivamente a pedir un crédito, también debes tener muy en cuenta que se trata de algo serio, y que un préstamo no es un regalo, sino que es un dinero prestado que debe ser pagado de vuelta. Por tanto, es muy importante tomarse un tiempo en analizar la cantidad que vamos a pedir, y cuándo vamos a poder devolverlo para evitar posibles sanciones.

Pero ¿cuales son los factores en los que debes fijarte a la hora de elegir un préstamo? Aunque cada situación y cada crédito son diferentes, a continuación, vamos a tratar de detallar una serie de características comunes a la mayoría, y que pueden ser utilizados en tu favor:

  • Cantidad a solicitar: Piensa bien cuánto dinero necesitas realmente, porque dependiendo de la cuantía de ese importe los prestamistas pueden cambiar mucho las condiciones. Teniendo clara la cantidad, y cuándo vas a poder devolverla, podrás encontrar las mejores condiciones, incluso de pago rápido sin intereses.
  • Plazos de pago: busca un equilibrio entre el tiempo que tú vas a necesitar para devolver el dinero, por un lado, plazos cortos implican cuotas mayores, pero a su vez recuerda que normalmente los intereses crecen de forma proporcional a ese tiempo y por tanto cuanto más tardes en pagar, mayor será el importe final. Por tanto, hay que encontrar el equilibrio en el plazo que más te conviene.
  • Intereses / costes adicionales: saber cuáles son los intereses que lleva asociados el crédito, además de posibles costes asociados a él, penalizaciones por demora en el pago, etc que al final van a influir en el costo total del crédito. Una tasa de interés más baja significa que al final del préstamo la cantidad a pagar será menor. Por tanto, merece la pena compararlas. Existen algunos prestamistas que ofrecen tu primer microcrédito sin intereses en un cierto período de tiempo, esas opciones son interesantes porque al final devolveremos la misma cantidad que pedimos.
  • Facilidades: Tanto de solicitud, como de recepción de dinero, como de devolución del importe. Necesitamos que sea algo fácil y rápido, que no nos quite demasiado tiempo el proceso, sin demasiados requisitos. Las opciones online son aconsejables en ese sentido.
  • Rapidez: Es importante que cuando necesitamos un préstamo, podamos obtenerlo rápido, por ello cuanto más rápidos sean los trámites antes tendremos el dinero, lo cual puede ser muy útil en caso de emergencia.
  • Condiciones: Necesitamos saber si ante imprevistos, podemos modificar esas condiciones iniciales, por ejemplo, en cuanto a plazos o cantidades a devolver, y saber el impacto económico que pueden tener.

Antes de embarcarte en la aventura del crédito, siempre es aconsejable invertir un poco de tiempo en leer y buscar información sobre el prestamista que has elegido basándote en los criterios anteriores. De ese modo puedes evitar desagradables sorpresas.

Otra opción, cuando tu situación crediticia no es la mejor, pasa por poner avales que apoyen el préstamo. De este modo habrá entidades que te ofrezcan el dinero cuando otras no estarán dispuestas a hacerlo. Pero ¡mucho ojo con esta opción! Porque si no puedes pagar el crédito podrás perder el artículo que has utilizado como garantía de pago, que puede ser por ejemplo tu coche o una casa.

En la actualidad existen alternativas online, que ejercen como buscadores de créditos como finzmo y empresas que ofrecen micropréstamos que tienen en cuenta estos parámetros, con lo que registrándote en ellos, podrás tener una oferta personalizada acorde a tus necesidades.

Si te interesa saber por qué los españoles piden un crédito, te interesará este artículo.