¿Por qué y para qué solicitar préstamos personales?

La respuesta a la pregunta, “por qué solicitar un préstamo” suele tener un denominador común a quienes se la formulan: la necesidad de recursos económicos. Y por extraño que pueda parecer, hasta las personas con más dinero recurren habitualmente al dinero prestado. Los préstamos personales online pueden ser una ayuda fundamental, tanto en situaciones donde la necesidad es pequeña y puntual, como en casos donde las cantidades son grandes, y utilizadas para el desarrollo de un negocio o la compra de un producto cuyo valor está fuera del alcance en un solo pago. En resumen, se necesita cierta cantidad de dinero, y un crédito es la forma más rápida de conseguirlo. Además, este tipo de préstamos, requiere una cantidad de requisitos más sencilla que las entidades bancarias tradicionales

¿Cuales son las principales razones por las que se pide un préstamo?

Cada individuo puede tener unas determinadas razones para solicitar financiación, pero a continuación, se indican algunas de las principales para las que los españoles buscan financiación:

  • Gastos imprevistos: En los tiempos que corren muchas familias solo pueden vivir, desafortunada y literalmente, al día haciendo malabares entre los ingresos y los gastos. Por eso cualquier tipo de gasto inesperado puede quebrar este equilibrio y trastocar la economía. De este modo, y ante estas situaciones, es habitual recurrir a préstamos para solventarlas.
  • Compra y mantenimiento de coches: Necesitamos vehículos en nuestras vidas como forma de desplazamiento. En ocasiones es, incluso, la única opción para alcanzar ciertos lugares, bien por cuestión de horarios, por ubicación o por incompatibilidades con el transporte público. El coche es el vehículo más utilizado por los españoles, y debido a su relativamente alto coste, es un gasto que no se puede pagar en un solo plazo y para el que se suele recurrir a financiación. Pero el coche es un gasto doble, ya que su uso y mantenimiento requiere un gasto constante. Combustible, seguros, averías, multas… son otros gastos derivados del automóvil por los que los españoles solicitan financiación.
  • Gastos del hogar y reformas: A los españoles nos gusta salir y disfrutar del clima, pero, obviamente, nuestras casas es seguramente el lugar donde más tiempo pasamos. Una reforma en la cocina, una televisión nueva, poner una ducha en vez de una bañera, son típicamente las razones para las que se pide un crédito.
  • Estudios y formación: en el sentido más amplio de la palabra. En ocasiones la vuelta al cole en septiembre es un quebradero de cabeza para los padres. Matrículas, uniformes, libros, comida… hacen que el comienzo de curso necesite de un impulso económico. También es habitual la solicitud de crédito para pagar la matrícula de la universidad, ya que el importe es elevado tanto en entidades públicas como privadas. Cualquier tipo de formación como cursos, o un máster, son otros de los motivos habituales.
  • Reunificación de deudas: no es un hecho aislado, disponer de varios préstamos al mismo tiempo. La hipoteca del hogar, la letra del coche, un teléfono móvil o un electrodoméstico financiado a plazos. Cuando los cobros vienen de diferentes fuentes
  • Vacaciones y viajes: Para muchos, es la única forma de gastar dinero que te hace más rico. Y la gente no duda en pedir financiación para descubrir mundo, o para desconectar de la rutina y tener unas vacaciones familiares.
  • Salud / estética: Es otro de los temas más habituales en los que los españoles piden ayuda económica. Desde “ponerse el aparato” en el dentista, hasta operaciones puramente estéticas de cirugía son habituales explicaciones a la hora de solicitar un crédito.
  • Bodas bautizos y comuniones: Tanto como para asistirá ellos, como para organizar un evento de este tipo. Estas actividades sociales, requieren de cierto poder económico. Un vestuario adecuado, el regalo, el menú, el lugar perfecto para hacerlo son gastos “obligatorios” para multitud de españoles, y para los que para poder ser parte de ellos se pide un préstamo.
  • Gastos comunes y corrientes: Regalos en fechas específicas, caprichos, y cualquier tipo de gasto pequeño diario, también aparece en la lista de razones por las que los españoles recurren a empresas de financiamiento en busca de ayuda.

Esta, solo es una lista en la que se encuentran las principales razones de los solicitantes. Cada persona en concreto puede tener ciertas necesidades, y quizas tú tengas otras acorde a tus prioridades e, igualmente, podrás acceder a este tipo de apoyo financiero. Sobre lo que no existen dudas es que este tipo de ayudas puntuales pueden resultar de gran ayuda, tanto para resolver problemas concretos, como para crear un desarrollo personal y profesional.

Si quieres saber mucho más sobre este tipo de préstamos, no te pierdas este artículo.